Laberintos (Reflexión)

Todos hemos estado en una encrucijada donde creemos perdemos el tiempo, no sabemos a dónde nos dirigimos y damos nuestra vida por algo sin sentido. Cuando llegamos al evangelio solemos tener la errada idea de que todo lo que nos espera es una vida repleta de felicidad y color de rosa, pero de repente ‘‘los cuentos de hadas que vivimos, están tan lejos de nosotros’’. Esperamos y esperamos ayuda de los Cielos, pero sentimos como que nuestras oraciones no pasan del techo, y creemos que la promesa que se nos hizo de que todo iba a salir bien, es mentira.

En primer lugar, es cierto que el evangelio nos da nueva vida y razones para vivir ésta, pero nunca se nos prometió una felicidad intachable, por lo menos no en este mundo, Jesús mismo dijo: Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.(Juan 16:33). O sea, claramente, tenemos en las manos todo un problema, pero no creas que estas solo. El no comprender lo que pasa no tiene que ser razón para quitarle sentido a tu vida, y mucho menos para dudar que el seguir creyendo a Cristo es el camino correcto.

 Sé que has pensado que tienes la solución de tus problemas justo aquí y dices: ‘‘si simplemente Dios pudiera contestar mi oración y hacer lo que le pido, este problema no sería problema’’. No quiero que pienses que pierdes el tiempo con esto, según he aprendido, esto puede ser para dos cosas: Dios debe estar probando tu fe (1 Pedro 1:6-9) y para conocer tu corazón (Deuteronomio 8:3), como dijo Albert Einstein: ‘‘Dios no juega a los dados’’. Él sabe justamente lo que hace y porque motivo te deja pasar por distintas pruebas.

 Palabras de Dios fueron: Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos. (Isaías 55:9) Este me ayudó a crear lo que llamo la solución del Laberinto: ¿Cuál es la manera más fácil de salir de un laberinto? Estando dentro de uno no sería lo más sencillo para nada, necesitas ayuda de alguien que esté en un lugar más alto que tú, alguien cuyos caminos sean más altos que los tuyos y cuyos pensamientos no estén en una cabeza confusa por no saber a dónde dirigirse.

Estar en un laberinto debe ser algo muy difícil, tomar caminos que te lleven al inicio o a callejones sin salidas, eso sí es perder tiempo, cuando tratamos de hacerlo a nuestra manera. Pero comprender que no puedes forzar tu salida de aquellas situaciones difíciles y tomar el riesgo de dejar tus decisiones en Alguien que de verdad tomará las mejores, aunque las mejores nunca sean las tuyas, es lo mejor que puedes hacer para salir de aquel lugar que simplemente te tiene dando vueltas. Solo te doy un consejo: Se sumamente agradecido. Hay una admirable alegría en camino.
PUBLICADO POR: Hakeen Cuesta

Hakeen Cuesta Publicador Web de MDCnet. Joven aficionado con escribir, la lectura y la poesía. Todo mérito de lo que pueda hacer es para Cristo quien me salvó. Sígueme en: Blog, Facebook, Twitter

e Instagram
Etiquetas:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Author Name

{picturehttp://1.bp.blogspot.com/-f-dl5OjGcBM/VMGAG-izxZI/AAAAAAAAAaE/XrghMm25I9Y/s1600/Foto-de-Luther%2BCEO%2BWeb-MDCnet.png} Luther Sosa Aragonés CEO y Fundador de MDCnet. Hijo de Dios, Músico, Promotor de Cantantes, Social Media, Webmaster {facebookhttps://www.facebook.com/LutherSosaAR} {twitterhttps://www.twitter.com/LutherSosaAR} {googlehttps://www.googleplus.com/+LutherSosaAR} {pinterest#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {youtubehttps://www.youtube.com/LutherSosaAR} {instagramhttps://www.instagram.com/LutherSosaAR}

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.