LO ÚLTIMO GLOBAL
latest

El Día de Dios, con sentir patriótico enarboló nuestra identidad como nación


Santiago, R.D. La convocatoria anual que durante siete años consecutivos se hace para el feriado de reyes en la Gran Arena del Cibao por el Centro Nacional de Avivamiento que dirigen los pastores José Luis y Wendy Zapata, en ésta versión correspondiente al 2020 se caracterizó por acentuar el sentir patriótico de nuestra identidad como nación fundada en principios y valores bíblicos tomados en cuenta por nuestros padres de la patria.

Con una escenografía predominando los colores de la bandera dominicana, la apertura, consistió en una obra músico teatral rememorando escenas revividas de la gloriosa planificación patriótica llevada a cabo por los trinitarios, quienes juraron con su mano y corazón en la Biblia, en nombre de la Santísima, Agustísima e Indivisible Trinidad de Dios, trabajar por la libertad de la nación, bajo el lema de Dios, Patria y Libertad, cimentados en el versículo bíblico del Evangelio según San Juan 8:32 "Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres".

El Día de Dios contó con el invitado especial Roberto Orellana, artista chileno que goza de gran aceptación en el gusto del pueblo cristiano, a quien la Sala Capitular del Primer Santiago de América, bajo la Resolución No. 3257-20, le declaró Visitante Distinguido de la Ciudad, entregado por la Sra. Carolina Bisonó en representación del Concejo Edilicio, los pastores anfitriones, el Rev. Osvaldo Torres presidente de la Federación de pastores Evangélicos de la Región del Cibao FEPERCI y el Obispo Cecilio Ozoria del Concilio Metodista Libre en República Dominicana.

Orellana interpretó todos sus éxitos, coreados por el pueblo que disfrutó a plenitud su participación. "Felicito al Alcalde de la Ciudad por lo lindo que está Santiago. Me gustaría vivir en una ciudad como ésta, tan linda, ordenada y con  gente tan buena y hospitalaria", elogió el artista.

Los pastores Zapata ministraron la Palabra de Dios, haciendo énfasis en  enfermedades que son causadas por espíritus de las tinieblas. Con unción y la autoridad del Señor oraron por los enfermos, echando fuera toda dolencia y declarando sanidad por las heridas de Cristo Jesús. Muchas almas entregadas al Señor, tras escuchar el poderoso mensaje de la Palabra de Dios y muchos testificaron haber recibido sanidad por el poder de las oraciones elevadas por los esposos Zapata. 

En un tiempo de intercesión se clamó al Todopoderoso por la nación, y por la prosperidad del pueblo dominicano en éste nuevo año; así como por la paz del mundo.

Por Alexis Rodríguez
« ANTERIOR
SIGUIENTE »

No hay comentarios