BREAKING NEWS
latest

Pintura Amarilla

Alma mía, en Dios solamente reposa, Porque de él es mi esperanza.
Salmos 62:5 RVR1960
Hace poco me enteré que el famoso pintor Van Gogh, comía pintura amarilla,  al este ser un color brillante, pensaba que al comerlo iba a ser feliz. La gente pensaban que estaba loco por comer algo tan tóxico.

Si bien se pudiera pensar lo que sea de Van Gogh quien sabemos era tan excéntrico (o loco) que llegó a cortarse una oreja, no creo que estemos tan lejos de él, cada quien tiene algo que cree que le hace feliz, algunos fuman marihuana o toman alcohol, cosas que no tienen ningún sabor agradable o dulce, pero lo hacen porque creen que lo harán felices.

Si bien, tú y yo no tomamos alcohol o tengamos algún vicio (supongo que me estoy dirigiendo a cristianos), cualquier cosa que utilicemos para sentirnos felices que no sea Cristo, es nuestra pintura amarilla, cualquier sustito de nuestra plenitud real, es solo un tóxico engaño con una bonita apariencia.

Satisfacción y contentamiento es algo que parece que no paramos de buscar en la cosas que hacemos, por eso es muy fácil que nos conformemos con lo primero que parezca funcionarnos, pero Pablo concluyen una oración por los efesios sobre la sabiduría espíritual dejándonos ver a Quién es lo que estamos buscando:
Y la iglesia es el cuerpo de Cristo; él la completa y la llena, y también es quien da plenitud a todas las cosas en todas partes con su presencia.
Efesios 1:23 NTV
« ANTERIOR
SIGUIENTE »

2 comentarios